Poesía cercana, Antonio J. Quesada



AL SOL

- Porque nosotros nunca ganamos la guerra.
- Nunca.
- Nuestro ideario jamás se cumplió.
- Jamás.
- Prostituyeron nuestros ideales y nos convirtieron en el folklore del régimen.
- Folklore puro.
- Mera escenografía para que otros estuvieran siempre arriba, los de siempre.
- Escenografía.
- Nosotros callando como putas durante cuarenta años.
- Como putas.
- Y nuestra revolución nacional-sindicalista, por hacer.
- Por hacer.
- Todo en manos de señoritos y obispos a los que les ganamos una guerra con nuestra sangre, sacándoles las castañas del fuego.
- Nuestra sangre. Castañas. Fuego.
- Anda, vamos a comer, que ya empiezo a tener hambre...
- Vamos.

Se levantan los dos ancianos y se dirigen al bar de la plaza, ayudándose de sus respectivos bastones. A la misma hora de ayer. Y de mañana.

Comentarios

Antonio J. Quesada ha dicho que…
GRACIAS, amigo Víctor, por publicar este pequeño relato que pretende unir bastantes flecos en tantos campos...
un abrazo fuerte,
Antonio

Entradas populares