Aforismos de Fernando Pessoa, el ejemplo sabio de la contradicción


Como siempre la editorial Renacimiento nos regala ejemplares bellos en su presentación y cuidadísimos en su elaboración, como éste "Aforismos" del poeta-filósofo portugués son frases seleccionadas, traducidas y prologadas por el catedrático José Luis García Martín y que adquirí en la última Feria del Libro de Málaga (donde por cierto el diario La Opinión me cogió en una foto justo después de comprarlo).


Salió publicado al día siguiente y me gustó el titular que acompañaba mi imagen: "Comienza la Feria del libro sin miedo y con esperanza", aunque lo que no me gustó demasiado es que mi amigo Carlos de la gasolinera donde habitualmente me surto de gasolina me dijera por la espalda cuando se me presentaban ciertas dificultades con la válvula de la rueda al inyectar aire: "¡Cada día estás más torpe por leer tantos libros!", me dejó estupefacto y casi paralizado,


-¿tú como lo sabes que leo tanto? le pregunté
-porque te he visto en el periódico de ayer domingo.


No se si la vanidad supera en mi a la defensa de la intimidad, pero me da que pensar éstos hechos.


Bueno volviendo a lo que nos ocupa, los aforismos de Pessoa nunca publicados producen siempre desasosiego y al leerlos sentimos la pesadumbre y la angustia vital de un escritor que se convirtió en una referencia para sus coetáneos pero que con el tiempo ha adquirido unas dimensiones míticas para la literatura.








Pessoa





"Somos avatares de la estupidez pasada"


"¡Qué tragedia no creer en la perfectibilidad humana!¡Y qué tragedia creer en ella!"


"Una de las formas de la salud es la enfermedad. Un hombre perfecto, si existiera, sería el más anormal que se podría enconttrar."


"Los psiquiatras saben (a veces) como trabaja el espíritu doliente, pero no cómo trabaja el espíritu sano"


"Uno de los aspectos de la desigualdad es la singularidad, esto es, no ser más, en esta o aquella característica , que otros hombres, sino ser solamente diferentes a  ellos"


Los aforismos de Pessoa son el ejemplo más vivo de la fuerza de la paradoja y la contradicción, la figura de Pessoa en su momento solo existente para algunos se está convirtiendo paradójicamente en un mito que pude hundir su creación basada en el fingimiento y las diferentes personalidades que le dotan de capacidad creativa poliédrica, esperemos que no sea asesinado por el propio peso de la historia.


Buena semana.

Comentarios

Entradas populares