III Jornadas transfronterizas sobre experiencias en centros históricos

Asisto como oyente a ésta experiencia única y me siento indudablemente un privilegiado por poder conocer sobre la arquitectura que se desarrolla en los centros históricos de ciudades como Málaga, Sevilla, Granada o Tetuán.

En el observatorio de medio ambiente urbano, un suave y práctico edificio que se sitúa sobre la colina frente al Parque del Morlaco de Málaga, se reunen éstos días arquitectos de la talla de Vázquez Consuegra, Jiménez Torrecillas o de Torres López que me hacen conocer mediante un lema tan bello como:

"Conoce, comparte y protege"

Me quedo con la importancia de mantener de forma armoniosa el espíritu del tiempo que se estratifica en la piedra. Conocer de las actuaciones sobre el Palacio de San Telmo en Sevilla, las muralla nazarí en el alto Albaicin de Granada o de la Medina de Tetuán (Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1997), me hace comprender y sentir de la importancia de la historia y del legado que otros seres humanos nos dejaron para entender y valorar el pasado como presente en construcción.



Abro mi bloc de notas de las conferencias de los tres arquitectos reseñados y leo:

Los edificios de la ciudad son materia en metamorfosis, construir sobre los construido, la materia admite una transformación que ha de ser un trabazón armonioso donde los materiales más importantes son la luz y el aire.

Ahora que en todas las ciudades se produce una sustracción implacable del espacio público, hemos de proteger los espacios por todos compartidos.

Al definir un sistema constructivo ya estamos dando el aspecto formal, el aspecto visual. Para determinar el mejor resultado posible, se necesita una cocina lenta y para ello lo más valioso es la mano de obra.


El patrimonio no es un dato, es una actividad, una fuerza viva en donde las ideas teóricas de una acción artística se convierte en una acción poética, porque la ciudad es un intercambio finito de todos con todos, de todo con todo, porque la lógica no es todo lo que hay, también está la posibilidad de volar, de la racionalidad poética llevada a la materia.

Bienvenida ésta iniciativa hispano-marroquí para dar a conocer nuestro patrimonio histórico y su conservación.


Comentarios

Entradas populares