Autobús de libros varado



AUTOBÚS DE LIBROS VARADO

En el silencio contemplo el autobús varado,
repleto de libros empolvados,
cerrados algunos
algunos abiertos
abandonados sin rescate posible,
y me duele al alma de ver las palabras
encerradas sin remedio en ese autobús,
repleto de graffitis que intentan alegrar
a ese cadáver literario,
bajo los vivos colores aún se pueden ver
algunas letras que en su costado
anunciaban el esperado encuentro.
Biblioteca,
de pronto me llama la atención
un grueso libro de pastas duras y oscuras,
un libro que intentó volar buscando el cercano mar
y que fue abatido
y quedó como muestra de valentía
ante los demás aprisionados en el interior del autobús,
ahí está abierto con sus alas desplegadas,
pegadas a la tierra y preso también del polvo del tiempo,
consigo a duras penas leer su título:
“Obras selectas” de Herman Hesse,
entorno mis párpados en mi angustia
y creo recordar que ya estuve aquí,
que ya vi tantos cadáveres esparcidos en éste campo de batalla
junto al cauce del río seco y cerrado por una alambrada
violada por los graffiteros,
y me juro volver a revivir a los muertos.


Comentarios

Entradas populares