Piranesi, las cárceles del alma





Vengo de Madrid tras disfrutar de una ciudad donde una ola de calor no ha conseguido vencer la ilusión realizada de encontrarme con el realismo solitario de Hopper, los delicados trazos de Rafael, las cosmogonías de Blake o las cárceles y el arte de Piranesi.

En la vuelta al paraíso leo una breve y fructífera novela de Aldous Huxley sobre el arquitecto, arqueólogo y creador total italiano nacido en 1720, casi treinta años antes que el visionario británico Blake, ambas exposiciones se encuentran  en el siempre atractivo Caixforum.

Esto escribí dentro de la cárcel de Piranesi:

"Las cárceles de Piranesi, la magnificiencia oscura de la arquitectura capaz de encerrar el alma en el sueño más recóndito, allá donde la degradación del arte se combina con la grandeza para dotar las imágenes de una alta soledad. La belleza y el tenebrismo se mezclan en una confusión de dolor armónica, Piranesi, capaz de encerrarnos en el infinito de cuatro paredes, de infinitas escaleras, de múltiples argollas, una cárcel donde el alma deambula sin origen ni destino, porque no hay salida, somos nosotros en la inmensidad de las paredes y los arcos, somos nosotros mismos encerrados y solo nosotros mismos encontraremos la solución. 

La geometría de las formas elevada a la expresión de cárcel de arte, en las cárceles de Piranesi como en los abismos de Blake, siempre elevas la mirada buscando el cielo, siempre desciendes la mirada buscando al suelo inexistente, siempre en las cárceles de Piranesi las escaleras nunca parecen concluir con un último peldaño."


Comentarios

Entradas populares