Poesía cercana, Paco Selva




Envuelto por la arena,
suspendido en el tenue
e imprevisto tiempo,
acompaño la luz
que suavemente cambia.
Sin mirar atrás
asisto a la convocatoria
para la que he sido elegido.
El Sol deja de acariciar
ante el relevo de la brisa
y casi sin darme cuenta
me quedo dormido
con los ojos abiertos.


Francisco Selva

(Del poemario Atardecer en Sanlúcar)

Comentarios

José Luis Ortiz ha dicho que…
Preciosa meditación y muy atractivo el cuadro que acompaña al poema. Gracias.
siroco-encuentrosyamistad ha dicho que…
detrás se ve lo que no se ve en muchas ocasiones, gracias por tu comentario Magritte.

Entradas populares