Bibliotecas, fuentes de luz




Leo los problemas de algunas bibliotecas como la de Guadalajara para subsistir y mantener sus actividades, de manera que si no es gracias a sus usuarios no consigue mantenerse a flote, que ha visto reducida su plantilla en casi un 40% y que la aportación económica para el 2013 en relación con los fondos de libros será prácticamente nula.

Es el momento de no permanecer callados ante la destrucción de la cultura propia de los poderes embrutecidos por salvaguardar otros intereses distintos. Los intereses económicos de la oligarquía financiera son siempre los culpables de generar una cultura reducida a la nada, a crear una sociedad sin capacidad de crítica y sin derecho al placer de la lectura y de la libertad. Es el historia de siempre, quemar libros es una actitud ya muy conocida en otros momentos de la Historia. Podremos actuar cuando activemos una conciencia que ha de servir como motor para encontrarnos sin miedo con nosotros mismos.

Desde aquí, una modesta columna de libertad, un blog humilde pero orgulloso de ser como es, levanto una lanza por los bibliotecarios, verdaderos maquinistas de un vagón llamado libertad, artífices de la alegría en las gentes que se acercan a esas fuentes de luz que son las bibliotecas. Porque un libro es algo que está a punto de ser pero que nunca sabemos lo que será hasta que se abre y te adentras en las palabras que iluminan u oscurecen, que nos hacen pensar, reír o llorar,  que siempre son el contraste de la vida.




Comentarios

Bibliouma ha dicho que…
Mientras haya lectores comprometidos habrá bibliotecas. ¿Qué somos sin aquellos que nos usan? En momentos como los que vivimos ahora hay que sacar lo mejor que se lleva dentro y suplir los medios económicos con imaginación y con cooperación entre nosotras. Porque nuestros lectores lo merecen.

Entradas populares