Los descansos del viaje




Los descansos del viaje

La pluma es impulsada 
como la vela del barco
por el viento libre,
mientras,
al arribar a puerto,
donde esperan los amores,
se echa el ancla,
el necesario tiempo
 
de estar en tierra,
el tiempo para la reconstrucción
del corazón herido
por la soledad del mar
y los embates de las furiosas olas,
el tiempo para compartir
y para estrechar con ansia
los cuerpos amantes.

Dice Blas de Otero:

"Vivir es como un viento ligero, publicar son columnas arrinconadas)

Comentarios

Entradas populares