Poesía cercana, Josefa Escobar Díaz





Bajo el árbol de la vida

Bajo el árbol de la vida
de tantos años pasados,
me pongo a hacer el recuento
de lo bueno y de lo malo.

Estoy cogiendo lo bueno,
lo malo lo he olvidado.

Entre los retoños tiernos
frutos apetitosos,
uno por uno los cojo
y los disfruto a mi antojo.

Aquellas ramas que el tiempo
estéril va dejando,
se reemplazan con cariño
y el saber que dan los años.

Matemáticas al día
suman y restan,
sumando años
restando fuerzas,
multiplicando arrugas
día a día sin tregua.

En los primeros años
tú los festejas;
de los cinco a los trece
empujar quisieras
la larga espera.

Por fin llega el momento
que tanto anhelas,
mandas en tu persona,
vas donde quieras,
de ahí en adelante
ya ni los cuentas.

Se va pasando el tiempo,
y en los sesenta
los hombres se jubilan,
y vida nueva,
la mujer continua con su tarea,
mientras el cuerpo aguante
siempre en la brecha.

(Cuadro de Stella Kamazón)

Comentarios

Entradas populares