domingo, 13 de enero de 2013

El Torcal de Antequera



¿Antes que era? era materia a la espera de ser erosionada, acariciada y rasgada por el agua para conformar las formas caprichosas y mágicas de una atmósfera que parece irreal, onírica; como un bosque de piedras y musgo se nos ofrecen nuestras hermanas las piedras para hacernos soñar con formas de animales y gigantes, de elegantes damas sentadas  de figuras egipcias o de torres espirituales que se dirigen hacia el cosmos como señalando la armonía de la naturaleza, porque aquí el misterio del alma humana se entrega a la paz mientras los pies se deslizan sobre el suelo en escaleras y en la humedad del agua que fluye como esencia de vida. Maravillosa naturaleza en el Torcal de Antequera