"Apuntes de una visión marina" de Víctor Pérez




APUNTES DE UNA VISIÓN MARINA

Pongo los colores en mi paleta
dispuesto a esbozar el mar
con una visión de melancólico poeta,
es azul y blanco presidiendo,
blanca espuma que acaricia la tierra,
parábolas de espuma blanca
con un destino inmanente de regreso,
verde profundo dibujado
sobre el lienzo orquestado
al compás de un oleaje que me musita
y me serena el alma,
amarillo que impregna la superficie marina
creando una estela dorada
de brillantes destellos
que indican el camino al sol,
hoy el mar está quieto,
sus isócronos movimientos
despiertan suavemente mis  sentidos,
todo es opalescencia,
en un efervescente arrebato
bato mis alas y me lanzo al mar,
y nado lejos, más lejos,
más profundo y más adentro,
¡adentro!¡adentro!
hasta donde la calidez  torna en frialdad,
la pequeñez en inmensidad,
allá abajo, donde el azul es oscuro,
azul oscuro casi negro,
ya en el fondo todo es silencio,
silencio y oscuridad,
es el mar ya convertido en océano,
es mi cuerpo en la paz más absoluta,
jamás imaginé tanta paz,
ya no existe el miedo,
no siento nada,
lo siento todo,
es un éxtasis de luz
cuando pequeños seres bioluminiscentes
se acercan y rozan mi piel,
son pequeñas estrellas en un cosmos húmedo,
profundo, misterioso y desconocido,
soy yo el desconocido,
estoy en el origen,
donde el temor se deshace
en chasquidos de íntima conexión con mi ser,
hasta que llega arrebatadoramente el empuje,
la vuelta a la superficie,
mi destino está unido
a  la tierra, al aire,
al sol, al fuego,
de nuevo la luz del sol calienta mi piel,
vuelvo a estar sentado
sobre la roca lamida por el agua
escribiendo éstos apuntes
de mi leve visión desde el mar. 



Comentarios

Entradas populares