La glicina, agente de la panspermia



En el año 1999 la NASA envió la sonda espacial Stardust con la intención de estudiar al cometa Wild2, los resultados que trajo en el año 2004 fueron sorprendentes al descubrir algo que reavivó la polémica sobre el origen de la vida en la Tierra. 

La presencia del aminoácido esencial glicina avalaba el origen de la vida en la Tierra como proveniente de una dispersión cósmica, ésta  teoría ya fue predicha por el filósofo griego Anaxágoras y mucho más recientemente por el Nobel sueco Arrhenius, es la llamada panspermia.  De nuevo la discusión sobre nuestro origen.

La presencia original de las sustancias de la Tierra: Dióxido de Carbono, Nitrógeno y Agua, son una combinación difícil para constituir vida, por ello, es muy posible que meteoritos, trozos de cometa que contuvieran ese aminoácido inhibidor del sistema nervioso, sin quiralidad y como aminoácido con plena capacidad de formar proteínas, que son los sillares de la materia viva, podría perfectamente haber dado lugar a una colonización en un planeta con las condiciones de la Tierra y así naciera la vida. En una entrada anterior hablé de la extremofília o capacidad de algunos seres vivos de vivir y desarrollarse en condiciones extremas, pudo pasar con la glicina en la Tierra.

La vida tal como la conocemos está constituida esencialmente por el llamado ADN o ácido desoxirribonucleico del cual la glicina o glicocola es uno de sus componentes.







Aún quedan muchos misterios por resolver, la Ciencia siempre queda como un reducto de la inteligencia humana donde la curiosidad ocupa un lugar relevante y determinante del saber. Comienzo aquí un apartado donde expondré avances sobre la vida y el cosmos, sobre el infinito y la materia, sobre la filosofía y la tecnología, en definitiva sobre el conocimiento humano en todas sus vertientes, un conocimiento que no podemos dejar de proteger porque es la esencia de nuestro necesario destino, el de la supervivencia.

Comentarios

Entradas populares