Pandémica o Zeleste, nueva revista cultural




Siempre que se inicia una nueva revista cultural la sensación es como de alumbramiento de una criatura, se producen encuentros de amigos y familiares alrededor de ella, es un momento de gozo y de compartir, comparar, buscar similitudes y también algún que otro defectillo que se calla.

El nacimiento de Pandémica o Zeleste, una revista que dirige mi “caro amico” Antonio J. Quesada desde la Universidad de Málaga junto a un equipo de personas entusiastas de la ciencia y la cultura, dispuestas a difundir desinteresadamente desde el conocimiento y la experiencia poesía, relatos, comentarios, ensayos, entrevistas, artículos científicos y otras cosas relacionadas con el saber y la creación, es una garantía de éxito. Cuando además de lo expuesto se decide a homenajear con su portada a Jaime Gil de Biedma y se cierra con una entrevista a Mª Victoria Atencia ya está todo dicho. Una revista digital, llena de vida y rebosante de futuro.








El nombre de la revista es el nombre de un poema de Jaime Gil de Biedma, nombre que encuentra una brillante explicación del editor (más bien director) en su llamada “carta del editor que no es una editorial sino una explicación”, una explicación que entrelaza lo humano con lo divino, el amor carnal con el celestial, encuentro que en el poeta catalán alcanzó un esplendor máximo, hasta que se rompió en mil pedazos, en una especie de explosión cósmica carnal.

Ana Sedeño, Cristián Cerón, Miguel Angel Oeste, Karmelo C. Iribarren, Miguel Angel Contreras, Juan José Hinojosa, Teresa Soler, Juan Carlos Martínez Manzano, Rafel Morales Barba, Antonio Aguilar y el mismo Antonio J. Quesada pueblan de palabras, mientras que Daniel Díaz Godoy y Pepo Pérez ilustran con imágenes éstas 64 páginas que podéis encontrar en la dirección:

http://poz.eumed.net






equilibrada pero no exenta de provocaciones, que no cabe duda que el pensamiento no puede tomar asiento, que es estar siempre de paso, como dice Pier Paolo Pasolini: “Yo devoro mi existencia con un apetito insaciable. Cómo terminará todo esto lo ignoro” de esa manera he leído Pandémica o Zeleste con el insaciable apetito con que él devoraba la existencia, espero de todas maneras que la vida de la revista sea larga y fructífera porque ello supondrá que habré disfrutado frugalmente de su lectura.

No me resisto a repetir el famoso poema de Gil de Biedma

No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
Uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
A llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
Y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
Las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
Y al verdad desagradable asoma:
Envejecer, morir,
Es el único argumento de la obra.

Por ello me atrevo a desear que nos mantengamos jóvenes leyendo y disfrutando con la nueva revista digital, que como decía Azorín “la vejez es la pérdida de curiosidad” , ¡“Larga vida a Pandémica o Zeleste!

Comentarios

Antonio J. Quesada ha dicho que…
¡Grazie mile, carissimo, por tu comentario! Seguimos batallando, a ver...
un abrazo fuerte
Antonio
siroco-encuentrosyamistad ha dicho que…
He leído bastante de la revista (aún no completa) me parece puntera, ya sabes, lo más fácil no es elevarse (que si) sino mantenerse en vuelo y que agrade cada gesto.

Suerte Antonio.
Antonio J. Quesada ha dicho que…
Gracias, querido Víctor, espero que te siga interesando... Creo que ha quedado una cosa coqueta, ahora hay que seguir en esa línea...
un abrazo fuerte

Entradas populares