Tomás Segovia o la verdad natural




Séptimo rastreo
«En tantos sitios no he tenido casa…»
Yo mismo
Tendría que aceptar que me reprochen
Si es que puede nacer ese reproche
Que siempre haya esperado mucho más que buscado
El amor la alegría la dicha el cumplimiento
Que nunca haya buscado aunque lo haya esperado
Pertenecer a nada
Que haya alterado yo tan poco el orden
A pesar de haber sido tan poco resignado
Pues siempre fue en mi vida incomparable
Lo mucho recibido con lo poco exigido
Nunca fui cazador de la verdad
Sino fiel cuidador de su guarida
Y siempre entre los muchos que poblaron mis días
Quise tener un sitio pero cuidando siempre
De no tener un puesto
Tendré pues que aceptar que me reprochen
Que aun hoy siga queriendo creer sin desdecirme
Que es posible tener lo que no se ha tomado
Que el verdadero don llega sin merecerlo
Que toda gracia es gratis
Que en el instante en que alguien
Logra poseer algo
En ese mismo instante lo ha perdido
Y sólo si en verdad nada poseo
Puede todo ser mío
Y tendré que aceptar también que me reprochen
Hacer mi casa y no tenerla
Llamar mía a la casa que levanto
Dondequiera que llego
Y no a la que he pagado o conquistado
Regalar mi palabra a quien la quiera
Sin pedir más que eso que todo gesto pide
Que toda entrega pide que toda vida pide
Sin pedir más que amor
Aceptar que tal vez es reprochable
No aprender a tener una raíz segura
Una raíz firme y dormida
Que nunca cambia y nunca se desnuda
No asoma nunca afuera
A que el viento la palpe y desordene
Una raíz sin tiempo
Que me permitirá saber cuál es el centro
Y no buscarlo más por las orillas
Que me permitirá escoger mi casa
Saber cuál es el sitio donde guardar mi bien
Y donde quedarán al fin mis huesos
Y sin embargo sin embargo
Siempre supe vivir con el reproche
Si es que puede salirme al paso ese reproche
Y seguir avanzando mientras tanto
Siempre supe estar fuera de los muros
Soñar a campo raso
Regresar a mis viejos campamentos
Fieles a su intemperie
Y acariciar sin añorar festines
Su verdín amistoso
Y supe también siempre que el reproche
Si es que puede escucharse ese reproche
De que nunca haya habido una casa en el mundo
Que me haya sido dada como mía
A nada o nadie puedo dirigirlo
Sino acaso a mí mismo
Y tampoco a mí mismo lo dirijo
Aunque bien sé que ese reproche siempre
Ha de acecharme en algún sitio.

Ya me habían hablado de él, un poeta olvidado, un poeta poco reconocido. Por fin consigo leer un libro suyo "Rastreos y otros poemas" de la Editorial Pre-textos, un libro en el que Tomás Segovia me ha ofrecido la desnudez de la verdad natural, la poesía de Segovia es siempre calurosamente inhóspita, crea la recreación de sus casas del mundo, allá donde fue Tomás elevaba en los silencios y en las palabras un monumento de exaltación a la vida. 

Desde niño Tomás Segovia anduvo empujado por los vientos de la historia, vientos de exilio que le llevaron a París, Casablanca y finalmente México donde ejerció su arte y docencia. Más tarde trabajó en Universidades norteamericanas para recalar en 1985 en Madrid donde se le veía frecuentemente escribiendo en la Glorieta de Bilbao porque el ruido le inspiraba.


Descubro también su blog tomassegovia2.blogspot.com, una bitácora que muestra dos poemas, dos artículos y una bibliografía, un sitio donde al margen escribe:
"Amigos: Si leerme sin pagar es piratería. ¡Vivan los piratas! Se puede leer parte de mi obra (¡gratis! ¡Friedman nos perdone!) picando en google el siguiente enlace"
LIBROS DE T.S. (ME TEVO QUE NO VA, por ello al final os pongo bibliografia)
Su última entrada es uno de sus rastreos que eran como manifestaciones o declaraciones expresivas de la verdad que siempre quiso naturalizar, porque para él era el mejor antídoto contra el olvido y la mejor causa para defender esa vida a la que tan poco exigió según él y que tanto le devolvió, la naturalidad, esa fue la fuerza que le permitió vivir a la intemperie y ser un huésped hospitalario.
Desde hoy mismo me adhiero a sus palabras como rastro de una autenticidad de un hombre al que si vale leer y sentir.


Libros de publicación reciente:
Recobrar el sentido (ensayos), Trotta, Madrid, 2005.
Zamora bajo los astros 
(drama en verso), Ediciones Sin - --- - -Nombre, México, 2005.
Sonetos votivos, Ediciones Sin Nombre, México, 2005.
Bisutería (juegos poéticos), Ediciones Sin Nombre
--------- -México, 2005.
Llegar (poemas 2003-2006), Ediciones Sin Nombre, 
--------- -México, 2007.
Llegar (poemas 2003-2006), Pre-Textos, Valencia, 
2007. 
Miradas al lenguaje
 (recopilación; pról. de J. L. Pardo), -- - - -El Colegio de México, México, 2007.Sobre exiliados (recopilación; pról. de J. M. Espinasa), -- - - -El Colegio de México, 2007.
Traducciones
William Shakespeare, HamletNorma, Bogotá, 2002.
Jean Racine, 
AtalíaEdiciones La Rana, Guanajuato, 2005.
# # #
La institución Alfons el Magnànim de Valencia ha publicado tres traducciones de una selección de poemas (Desnudeces) de T. S.:
trad. italiana de Emilio Coco, 2006;
trad. francesa de Jean-Claude Rolland y Daría Rolland----- - - - Pérez, 2007;
trad. valenciana de Emili Casanova, 2007.
Siempre todavía (poemas), Pre-Textos, Valencia, 2008.
Siempre todavía, Ediciones Sin Nombre, México, 2008.
El tiempo en los brazos. Cuadernos de notas (1950-- - -- - - -1983), Pre-Textos, Valencia, 2009.
La voz de Tomás Segovia (libro-disco), -Residencia de Estudiantes, Madrid, 2009.
Cahier du Nomade (anthologie, sél. de Philippe Ollé- - -Laprune, trad. de Jean-Luc Lacarrière), Gallimard, - -Paris, 2009.
Novedad
Aluvial (poemas 2007-2008), Pre-Textos, Valencia, 2009.
Aluvial, Ediciones Sin Nombre, México, 2009.
Hamlet de William Shakespeare, trad. de T.S., UAM/Ediciones Sin Nombre, México, 2009.
Être au monde, être en exil, être en amour (antología, selecc., trad. y prólogo de Thomas Barège), Editions Publibook, Paris, 2010.
Cartas de un jubilado ("novela")Ediciones Sin Nombre, México, 2010.
Cartas Cabales (notas)Ediciones Sin Nombre, México, 2010.
Estuario (poemas), Ediciones Sin Nombre, México, 2010.


Comentarios

Entradas populares