Adolfo Bioy Casares, el amigo de Borges


           ¿Usted tacha mucho? 

Mucho, mucho. Yo escribo en cuadernos, para tener el compromiso de no estar arrancando páginas todo el tiempo. Naturalmente que es un compromiso que después no se mantiene, porque corrijo y saco páginas. Además pienso que uno tiene que aprender a escribir todo el tiempo. Y cada texto exige una especie de aprendizaje. Por eso la primera página está siempre llena de correcciones. Después uno ya sabe cómo escribir ese texto y todo fluye más normalmente

(del Confesionario de Iborra)

Comentarios

Entradas populares