Jardín salvaje (VII) El corazón del bosque. Ganfornina y Escolano




EL CORAZÓN DEL BOSQUE

Sentada en el corazón del bosque
una mujer puede parecernos absurda.
Sin embargo, ella es el entramado verde,
la poderosa mano que enlaza ramas y raíces,
el pequeño pulmón de cada hoja.
Es ella, con sus cabellos sueltos
y un puñado de tierra en ambas manos,
quien concede un soplo de aliento a cada árbol.

(Imagen José Ganfornina y poema Mercedes Escolano)



Comentarios

Entradas populares