Poema de Rainer María Rilke



Apágame los ojos: puedo verte,
obtura mis oídos: puedo oirte,
y hasta sin pies podré llegar a ti,
y hasta sin boca puedo conjurarte.
Quiebra mis brazos, y te alcanzaré
con el corazón como con la mano,
deténme el corazón y latirá el cerebro,
y si prendieses fuego en mi cerebro
te llevaré en mi sangre.

Comentarios

Entradas populares