"Mantícora" de Robert Davies




“Mantícora” de Robertson Davies


Mantícora es una animal mitológico con cuerpo de león, cabeza humana y cola en aguijón y “Mantícora” es el título de esta obra del canadiense Robertson Davies que constituye su segundo libro de la trilogía de Deptford.

Robertson  Davies es un escritor de  talla, no tan conocido como Dickens o Irving pero de un nivel similar a ellos; en “Mantícora”, que comienza con la muerte de Bob Stauton que despierta de un letargo sentimental en el prestigioso y frío abogado David Stauton, su hijo el cual cree que su padre ha sido asesinado, para provocar un colapso que le obliga a asistir a un tratamiento de cura a un centro psiquiátrico de Suiza.

El protagonismo en la novela de David Stauton junto con la doctora Von Haller que lo trata, mediante los métodos psicoanalíticos de Jung es absoluto, aunque no solo son esos dos personajes los que completan la historia, dado que toda una pléyade de personajes van apareciendo en ella en ,los diálogos entre los dos.

En la tertulia, podemos decir que más que analizar, hemos psicoanalizado la compleja y perfecta construcción poliédrica de la creación literaria de Davies, y podemos decir que hemos salido airosos y mejorados con el tratamiento y discusión sobre las luces y las sombras de su contenido. Contar en el grupo con psicólogos, médicos con conocimientos en psiquiatría, filólogos, asistentes sociales o  abogados, nos ha ayudado a enriquecernos y aprender unos de otros, lo cual es un auténtico privilegio, máxime con la buena dirección de nuestro moderador.

Los temas de la novela son los esenciales en que la existencia humana  se debate de forma insistente: la sexualidad, la muerte, las relaciones padres-hijos, la violencia juvenil y todos los que se puedan imaginar dado que el tratamiento de la doctora Von Haller sobre David Stauton es amplio y profundo y hace aflorar en los sueños del paciente las imágenes que le ayudarán a conocerse y desprenderse de las pesadas losas que taponan el aire que respira.

Con la mantícora sueña David en un momento del tratamiento, una imagen que es la doctora para el paciente en ese momento, un animal al que debe enfrentarse y domesticar; pero la mantícora es tal vez la propia alma del paciente que ha de ser domesticado por él mismo.

 Sorprendente e interesantísima obra la de Davies que nos hace sentir y pensar en nosotros mismos y nuestras carencias afectivas.

La cita de Ibsen que se repite en la obra es determinante:

"Vivir es luchar contra los trasgos y escribir es juzgarse a uno mismo"


Muy recomendable.




Comentarios

Entradas populares