El acto de crear



Crear es pecar, intimar con un desconocido, rebuscar en lo oculto de las sombras de uno mismo, desear, soñar con lo prohibido, cercar lo intocable acariciándolo para sentir su textura, sentirse reconocido, admirado y envidiado, tocado por un dios indefinido, un dios ajeno que te otorga el látigo de la flagelación liberadora, sentirse vivo y creerse bueno, convertir lo áspero en seda aterciopelada, jugar con el viento para desplegar la bandera de la libertad; crear  es en todo momento burlarse del tiempo, el que intenta someterte en vida,  inclinándote hacia la tierra para comer de la muerte de ti mismo; crear es en todo momento y por un instante eterno, sentir la verdad de la revelación oculta. Es responder sin sosiego ni calma a la inevitable llamada del destino, de ser un elegido

Comentarios

Entradas populares