El monstruo ama su laberinto de Charles Simic



El monstruo ama su laberinto de Charles Simic

Es la primera experiencia que tengo con este poeta norteamericano de origen serbio y es realmente un encuentro sorprendente. Lo que más me impresiona es que Simic es una fuente inagotable de pensamientos instantáneos que provocan al lector por su acidez y transgresión.

Como poeta es fundamental la continua defensa de la labor poética, constituye un atrevido protagonista de lo cotidiano y nos anima a los lectores a pararnos a discutir y continuar sus reveladores pensamientos, acertados aforismos y opiniones que nos entregan desde un misticismo interior de las palabras, una antorcha que no solo es el relevo sino la promesa de alumbrar en lo oscuro.


Filosofía y comentarios políticos, autobiografía y observación atenta de la realidad, llenan con desenfreno cada una de las páginas de un laberinto que nos agota sino nos lo tomamos con respiro pausado.

Algunas de sus frases:

“El objeto común es la esfinge, y la tarea del poeta contemplativo es resolver su enigma”

“De noche tengo con frecuencia el mismo sueño: un policía aduanero pisa con su bota mi pasaporte”

“No creo en Dios, pero me da miedo abrir un paraguas dentro de casa”

“Allí donde el ideal es el conformismo, la poesía no es bienvenida”


Creo que encontrado en el profesor Charles Simic a un buen conversador con el que dialogar y responder a algunos de sus pensamientos.

Comentarios

Entradas populares