Maria Antonieta de Stefan Zweig






Maria Antonieta de Stefan Zweig

Ya descubrí a Stefan Zweig hace años, la primera novela que leí fue “La piedad peligrosa” también traducida como “El corazón impaciente”, me sorprendió su capacidad de análisis de los personajes y el tratamiento tan exacto y frío de las emociones humanas. Periodista nacido en Viena en 1881, Stefan Zweig se distinguirá pronto por su notable éxito como novelista y biógrafo, así como de ensayos y poesía. Es un periodista insigne que describe los acontecimientos entreguerras que se desarrollan en Europa central entre las dos guerras mundiales.

Más tarde, disfruté de sus “Novela de ajedrez” una novela corta que relata durante el arresto que sufrió por la Gestapo por su condición de judío.

Después, me sorprendió por su capacidad de entender a las mujeres en ”Cartas de una desconocida” y  más tarde aprendí mucho con las biografías de Mesmer el hipnotista, Mary Baker Eddy fundadora de la Ciencia cristiana y Sigmund Freud padre del psicoanálisis, reunidas en su volumen “La curación del espíritu”.




Con “El mundo de ayer” publicado tras su muerte que acaeció en 1942 en Petrópolis (Brasil) donde se quita la vida junto a con su mujer convencido de que los nazis se harán con el dominio del mundo y lo asesinarán, Zweig describe de forma autobiográfica los años que vivió en la Europa central en ese período tan convulso.

Por último leí “Momentos estelares de la Humanidad” que describen acontecimientos históricos elegidos por el escritor austríaco.

Con “María Antonieta” Zweig se adentra en la condición de un personaje que llegó a disfrutar de los placeres más exquisitos y que terminó decapitada como cabeza de turco de la Revolución Francesa.

Una época histórica que ha determinado el futuro de Francia y de Europa y por tanto del mundo entero en el siglo XX. Como dice Zweig al comienzo:
Escribir la historia de la reina María Antonieta es volver a abrir un proceso más que secular, en el cual acusadores y defensores se contradicen mutuamente del modo más violento

Stefan Zweig tiene la capacidad de aunar la narrativa dinámica de la novela con la exactitud de la biografía, un compendio armónico y verosímil que nos seduce por su coherencia estructural.

Con Maria Antonieta y Luis XVI, se adentra en unos hechos controvertibles que comienzan con una unión pactada entre Austria y Francia,  un casamiento per procurationem en Viena el 19 de abril de 1770 cuando apenas ella cuenta con 14 años de edad. Un matrimonio que no se consumará hasta 1777, es decir, siete años después de celebrado por la persistente negativa del rey a ser operado de fimosis, problema que le acarreaba la imposibilidad de penetrar a la reina.

Maria Antonieta forma en su castillo de Trianon, un pequeño Versalles alejado de los corsés establecidos en Versalles. Sus amistades y fiestas son tan conocidas en Francia que todo el pueblo celebra su gracia y belleza sin atender al gasto causado. Todo cambia con el comienzo de la Revolución. De querida y amada pasará a ser odiada y aborrecida, se le culpabilizará de la pobreza del pueblo. La reina del Rococó terminará siendo acusada incluso de incesto con su hijo de ocho años y finalmente decapitada.

La relación novelesca que mantuvo con el sueco Hans Axel de Fersen, se ha demostrado que fue un amor sólido que mantuvo durante veinte años.

Una novela donde abunda la densidad y emoción humanas, una biografía de creciente y apasionado interés, una historia controvertida narrada con extraordinaria viveza y seducción. Un análisis certero y atractivo de un período histórico.

Una buena biografía de un autor que sabía entender el sufrimiento ajeno como nadie.



Comentarios

Entradas populares