Una generación valiente


UNA GENERACIÓN VALIENTE

Caminamos como icebergs errantes, sin rumbo cierto,
Sin un concreto destino más que la muerte.
Convertidos en islas, aislados unos de otros,
nos desplazamos en la vida cruzando puentes
Llevados por el caudal incesante
el ritmo vertiginoso del día a día.

A veces navegando contracorriente
porque somos una generación radical,
radical en el sentido etimológico del término,
en el auténtico sentido del término,
con fuertes y hondas raíces con nuestro pasado.

Somos hijos de la generación perdida,
somos frutos del esfuerzo y el sacrificio,
del silencio y la esperanza,
De los aires difíciles de un tiempo cruel.
Agarrados a los recuerdos que intentan desahuciarnos.
Es en estos momentos cuando las pausas toman su valor,
Ya que  el recodo del camino se nos ofrece generosamente
Y contagiar el entusiasmo que necesitamos,
es tan necesario,
Para ayudar a los nuestros
al igual que nos ayudaron a nosotros.

Cada vez más soy consciente del valor de la amistad
Y de la importancia del futuro sin hacer.
En nuestras manos está el por-venir
Nos podrán quitar todo lo que quieran,
pero no podrán quitarnos nunca momentos como este.
Nos atrevimos a saber
Ahora debemos saber atrevernos
a enfrentarnos con el futuro.


(Benalmádena 14/11/2015)



Dedicado a los que ahora andamos camino ya de la sexalescencia, es una palabra no recogida aún en el diccionario de la RAE pero viene a ser, un grupo de personas que nos acercamos a los sesenta en pleno uso de facultades mentales y físicas y seguimos dispuestos a seguir luchando por la vida y por mejorarla,  aunque solo sea ligeramente, para cambiar el futuro para todos los nuestros.

Comentarios

Entradas populares