La pregunta está en el viento



Parafraseando a Dylan, la pregunta está en el viento

A raíz de mi capítulo de la novela autobiográfica inédita “la mirada que respira” llamado “Los exámenes” donde finalizo con una pregunta sobre el destino de mis palabras y de mi novela, poniendo en boca de Dylan que “ la pregunta está en el viento”; mi amigo José Luis Ortiz me alecciona sobre lo que Dylan pone en el viento que no es la pregunta sino la respuesta.
José Luis me aconseja modificar mi final para que el juego que yo pretendo realizar con pregunta, viento y Dylan no esté mal utilizado y me aconseja modificar incluyendo la palabra “parafraseando”, que no es más que una interpretación de lo que en realidad se dice.
Acepto la corrección y además recojo con agradecimiento estás lecciones que me deja en el facebook
Existen preguntas sin respuestas, que son el espíritu de la ciencia y el sentido común hecho inquietud. Existen respuestas sin preguntas, que son el espíritu del arte y la conciencia dialéctica de las cosas.”.(César Vallejo)
Felipe Benítez Reye dice que “si a alguien le preguntan por qué escribe, lo normal es que recurra a una frase más o menos ingeniosa, y casi todas las frases ingeniosas contienen un grado oscilante de falsedad, porque el ingenio suele implicar una ligera alteración del sentido en beneficio de la formulación misma. No sé por qué escribo, ni tampoco tengo demasiado interés en saberlo. En este caso, me preocupa más el cómo que el porqué. La pregunta me parece ociosa, de modo que cualquier respuesta posible no pasaría de ser una pirueta truculenta en el vacío. Aunque -quién sabe- a lo mejor escribe uno para eso: para obtener respuestas sin el requisito de una pregunta previa y, sobre todo, para ensayar piruetas truculentas en el vacío, que es un territorio literario bastante fértil.”
No conocía la cita de Vallejo y la de Benítez Reyes no la recuerdo haber leído hasta tiempo después, pero, como leo Babelia, no me atrevería a afirmar que no lo haya yo guardado inconscientemente en la memoria. Creo, de verdad, que escribiendo, muchas veces, no hay pregunta previa, sino un ponerse en marcha para descubrirse uno mismo. Vallejo lo identifica con el camino del arte, casi nada, y Benítez Reyes (que a lo mejor leyó a Vallejo) como una de las opciones de la escritura: a lo mejor es eso, dice. Y quién sabe si no hay más escritores que han pensado esto. Incluso Bob Dylan.” Me enseña, mi amigo José Luis.
¿Qué será de este trabajo que con tanto interés hago?“ Parafraseando a Dylan: “La pregunta está en el viento
No hay nada mejor que los buenos amigos y las buenas lecturas.



Comentarios

Entradas populares