)Un paréntesis convexo( de Juanma Bravo, el lanzamiento de un joven escritor


SERÁ EL MIÉRCOLES 13 A LAS SIETE Y MEDIA DE LA TARDE EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL EMILIO PRADOS DE MÁLAGA 


“Un paréntesis )convexo(”, relatos al calor del pensamiento instantáneo

Si algo me define,  es mi interés por la lectura y siempre he leído los relatos de Juanma Bravo con el deleite de asomarme a un brindis espontáneo por la vida; leer “un paréntesis con(vexo)” es una invitación a compartir ese brindis que antecede al gozo de sentir las burbujas agrias de una cerveza  bien fría, recorriendo el esófago en un día de inmenso calor.

La habilidad en la construcción de sus pensamientos en palabras se basa en una capacidad reflexiva y unas dotes de observación inusuales y fundamentales para su obra. Diálogos vivos y sorprendentes, impresiones instantáneas poéticas y eróticas que unidas a extraordinarios juegos de palabras, convierten a esta primera obra de Juanma Bravo en un continuo flujo de humor y delicadeza, de modernidad con respeto a las formas clásicas.

Una clara influencia de Cortázar le hace al autor indagar en los aromas brillantes de las más oscuras sombras del otro lado de uno mismo.  Juanma Bravo une en íntima correspondencia su yo con su entorno, con su otra mitad proyectada en un cuerpo y en un corazón femeninos, es ahí donde encuentra su refugio con esos juegos diurnos y nocturnos de saberes y sabores salados y agridulces, nunca dulzones.



“Un paréntesis con(vexo)” es un entorno de besos que contienen la palabra sin derecho a pronunciarla, bendición pecaminosa traducida en palabras descompuestas en las flores oscuras de las bocas y que se disuelven arrastradas por el delirio del encuentro, que se entrelazan sin remedio en lenguas sin dientes, en dientes asesinos que traicionan el pacto de la vida para buscar el juego de la muerte en la consumación del dos en uno.
Lentitud, delirio, besos voraces, caricias a fuego lento convertidas en feroces embestidas de poeta, la creación de sus obras se recrea en la suavidad inicial de la sensualidad para en el momento más insospechado cabalgar sin tregua y con furor en los paréntesis que la vida le brinda.

.Juanma Bravo es un filósofo atípico, que conjuga filosofía y poesía con equilibrio, cosa harto difícil, un escritor que pone los puntos sobre las ies, con un fuerte compromiso social y es sobre todo, un hombre enamorado, que  con la rotundidad y la insolencia atrevida de la juventud inquieta, se plantea la vida como un brindis y pone el corazón en sus recuerdos más preciados para alentar la lucha por la supervivencia.
“Un paréntesis convexo” es una invitación a la alegría y al dolor de la existencia, pero es ante todo un ofrecimiento de amistad.


Fdo.: Víctor M. Pérez Benítez




Comentarios

Entradas populares