Aforismos de Antonio García Velasco. Del libro homenaje a Apollinaire






Llegar es, simplemente, comenzar de nuevo desde un nuevo
punto.

Desde que el mundo es mundo, el hombre ha sido un pirata
contra el hombre.

Nunca podrá justificarse la conducta victimaria ni las pretensiones de aprovecharse de los demás. Mucho más útil sería la conducta colaborativa.

Hay poemas que celebran la comida y hay comidas que hacen honor a la poesía.

Si segundo a segundo se te abren más grietas de desilusión, si la prometida felicidad se te desmorona con creciente rapidez, planta cara a la desesperanza.

Los propósitos formulados impulsivamente sólo duran el
tiempo en que persisten los efectos de la causa que los motivaron.

La ley de la selva nos rige; la ley de la selva nos contagia. Por ello queremos llegar, por el selvático camino de plantas enredadas, a la ciudad oculta, donde se curan los males del siglo.

Debemos aceptar las imposiciones y exigencias de la vida,
sobre todo cuando son de fuerza mayor, pero no sin lucha
contra la injusticia.

A veces, hablamos la misma lengua, pero distinto idioma o
el mismo idioma, pero distinta lengua. Y no logramos entendernos.

No se puede creer durante mucho tiempo que los críticos y los programas de libros en televisión o radio responden a la búsqueda desinteresada de calidad y sólo calidad.

Antonio García Velasco


Comentarios

Entradas populares