“El Dios más `poderoso”. Vida de Walt Whitman de Toni Montesinos





“El Dios más `poderoso”. Vida de Walt Whitman de Toni Montesinos

Nunca te rebajes al nivel de profesores y capitalistas

Esta fascinante y misteriosa frase late en los orígenes de “Hojas de Hierba”. Tal vez se despeja la duda de su mensaje en la escena final de la película “El club de los poetas muertos”, cuando en los últimos instantes en que el profesor Keating abandona el aula tras su expulsión, sus alumnos ascienden hasta la cumbre subiéndose a los pupitres y gritando la frase que el poeta de Long Island le dedicó a Abraham Lincoln: “¡Oh capitán, mi capitán!”

El libro de Toni Montesinos es un pormenorizado estudio de la vida del bardo americano, en ella contemplaremos la tenacidad y la fe en sí mismo de este hombre forjado por la naturaleza de la tierra y de los hombres. En Whitman todo es libertad interior y arrastra al lector de sus poemas a un tratamiento terapeútico profundo. Un mundo cósmico centrado en sí mismo y elevado desde lo más ínfimo a la grandeza de la existencia, a una dimensión desconocida e infinita de nuestro propio yo.

Never yet full of faith”. Siempre lleno de fe, cantaba Whitman. Convencido de que sería entendido con el tiempo por los lectores del futuro, el poeta escribió a borbotones rompiendo todos los esquemas del clasicismo imperante, con una prosa brillante y natural, no fue admitido en sus comienzos y fue el aval de Emerson, uno de los más grandes literatos norteamericanos del siglo XIX el que le dio a conocer.

Nueve ediciones de “Hojas de Hierba” crecieron entre 1855 a 1892, el crecimiento de su obra fue orgánico, desde los 95 poemas de la primera edición hasta los más de cuatrocientos de la última edición, se forjaron con el convencimiento de ser el poeta americano, el poeta de la democracia.

La obra de Montesinos nos depara con todo lujo de detalles un acercamiento importante al espíritu y humanidad del poeta, periodista y narrador. Una obra imprescindible en el 200 aniversario del nacimiento de Walt Whitman.

Todo cabe en Whitman.



Comentarios

Entradas populares