El sistema de Ricardo Menéndez Salmón






El sistema de Ricardo Menéndez Salmón


Cuando empiezas a leer una novela de un escritor que aún no conoces, te dejas llevar por las críticas y los premios, aunque ya empiezas con la edad a desconfiar de distinciones, menciones y reseñas rimbombantes, y dejas que se desarrolle una dimensión espacio-temporal nueva, un resquicio a la sorpresa que deseas fervientemente aparezca.
El comienzo de “El sistema” es muy prometedor; sin duda, adolecemos en nuestra narrativa hispánica de relatos que nos envuelvan en pensamientos y sensaciones de realidad solidaria, de argumentos de futuro.

La imagen de “El Narrador” como vigilante de una isla llamada Realidad, que pasa por la insumisión que le lleva a ser internado en “la Academia de los Sueños” para someterse a una cura y la aparición final de un buque llamado “Aurora”. La división entre Propios y Ajenos dentro del Sistema. Son alegorías y símbolos que el escritor usa para establecer una red compleja de reflexiones filosóficas sobre todo lo imaginable. A mi modesto entender, son más los errores que los aciertos

La prosa, tildada por los críticos como envolvente e hipnótica, es de una retórica complicada, oscura y difícil de digerir por el lector. Me ha costado una inmensidad terminar el libro.

En definitiva, no me gustado la novela.

Comentarios

Entradas populares