La pérdida



La pérdida

La enfermedad ya empezaba a resultar larga, demasiado larga y dolorosa.
-Sin remedio-dijo el médico
-¿No hay forma de salvarla?-respondí desesperado.
Hube de hacerme a la idea, la pérdida era irremisible. Tras ella sentí un alivio. Se acabó el sufrimiento.
Los días siguientes surgió el vacío, pero tras ese luto, me hice a la idea. Así es la vida.
Una muela menos, tampoco era para tanto.

Comentarios

Entradas populares