Antonio Machado. Antología de su prosa. Literatura y Arte






Antonio Machado. Antología de su prosa. Literatura y Arte

Pertenece esta publicación a una serie de libros editados por Cuadernos para el diálogo que fue creada por Joaquín Ruiz-Giménez a principios de 1960 y que se convertiría en uno de los exponentes de la lucha por la democracia y las libertades; en este libro que expongo, publicado en 1970, encontraremos lo más significativo de las ideas del poeta sobre literatura y arte.

El libro se divide en cuatro partes:

Parte I : Textos generales sobre literatura y arte, muchos de ellos de Juan de Mairena.
Parte II : Machado sobre la poesía.
Parte III : Notas sobre la novela.
Parte IV : Opiniones sobre el teatro.

En cuanto a lo poético se refiere, Antonio Machado va de la negación a la afirmación. Llega a una definición de “lo que la poesía es” pasando por un análisis de “lo que la poesía no es”. Esto, que es fácilmente captable a través de su prosa, está magistralmente dicho en unos pocos versos:

Ni mármol duro y eterno/ni música ni pintura./sino palabra en el tiempo”.

Así dice el poeta al principio de un poema que es todo un arte poético.

Para el sevillano, el poema tiene siempre el resultado de un equilibrio entre la intuición y la lógica: “No es la lógica lo que el poema canta, sino la vida, aunque no es la vida la que da estructura al poema, sino la lógica”, afirma.

Machado  que el publicar es la manera de librarse del maleficio de lo inédito.

Respecto de la prosa, nos dice: “Huid del preciosismo literario que es el mayor enemigo de la originalidad”.

El libro recoge el proyecto del discurso de entrada en la Real Academia de la Lengua.
En su parte II podremos disfrutar de cartas a Juan Ramón Jiménez en donde le profesa admiración porque sus obras son expresión de nuestras almas, son verdad, que indudablemente no se han despertado a soñar.

Machado nos avisa sobre lo importante en la poesía:

“Una poesía que aspire a conmover a todos ha de ser íntima. Lo más hondo es lo más universal. Pero mientras nuestra alma no se despierte para elevarse, será en vano que ahondemos en nosotros mismos. No lograremos hacer nada que nos satisfaga”.

Leeremos en esta exquisita obra los prólogos a “Soledades” y “Campos de Castilla”; las cartas a Gerardo Diego y comentarios a la poesía de Moreno Villa.

En la parte III, Machado estudia las novelas de Valera y de Pío Baroja y también podemos leer una carta a Ramón Pérez de Ayala.

Finalmente en la parte IV nos habla sobre el teatro, donde nos dice:

“El teatro volverá a ser acción y diálogo, pero diálogo y acción que respondan, en suma, a un más hondo conocimiento del hombre”.

Una auténtica joya esta edición de los pensamientos de Antonio Machado con prólogo y selección de Aurora de Albornoz.

Comentarios

Administrador ha dicho que…
Leer a Antonio Machado siempre es un ritual de sabiduría, un nutriente del espíritu y una invocación a despertarnos de nuestros largos letargos. Gracias!!!
siroco-encuentrosyamistad ha dicho que…
Así es sin ningún genero de duda, gracias por compartir.

Entradas populares