Mañana de domingo en Washington







Mañana de domingo en Washington

Paseo por las avenidas de Washington a primeras horas de la mañana de un domingo de septiembre. Entre inmensos edificios gubernamentales, gigantescos paralelepípedos, mazacotes graníticos que me recuerdan a imperios del pasado; todo está desierto, nadie por las avenidas. Llego al memorial de los veteranos que dejaron su vida en las guerras. Un triángulo de agua en el centro de la plaza se eleva ligeramente sobre el suelo, el sonido permanente del fluir líquido y la quietud de la superficie invade mis sentidos. Todo es paz y tranquilidad. Me asombra comprobar que estoy solo, completamente solo. A un paso de mí, el Capitolio.

Comentarios

Entradas populares