Bibliotecarios. Un poema de reconocimiento en el día de las bibliotecas.





Bibliotecarios.


Maquinistas de un vagón
llamado ilusión,
cargados de palabras
que alientan la espera
de ser recogidas por el corazón.
Ängeles con miradas que respiran
al compás de una búsqueda
incesante, interminable,
de una amistad que se ansía.
Son los bibliotecarios y sus libros,
mágicos, únicos, catalíticos,
generadores que nos impulsan
a viajar por el tiempo
y el conocimiento,
a navegar por el mar de los sueños
cargando nuestras almas de sentimiento.
Dan sentido a la existencia,
siempre atentos y con valentía
ya valor incalculable,
nos miran directos
indicándonos un camino
lleno de luces y sombras
plagado de vida
y siempre con una palabra
por bandera: Libertad.
"Siempre eternos en mi vida porque eternos siempre en mi mem

Comentarios

Entradas populares