Ángel González. Palabra sobre palabra









Ángel González. Palabra sobre palabra


           


            Leer a Ángel González es toda una experiencia. Cuando terminé de leer esta antología de Seix Barral de casi 300 poemas que abarca su creación literaria de un amplio período de tiempo (1956-2001) me sentí cambiado. La pureza y claridad de sus palabras alteró mi visión sobre la vida; es como si me quitara las  molestas legañas que me impiden ver la realidad en su verdadera esencia.

            Me contó un amigo que estuvo con él en los últimos años de su vida; coincidió con él en un conocido centro comercial; le dijo que lo encontraba muy bien, a lo que él le contestó que sí, tan bien como se encontraba alguien que cae desde lo alto de un edificio y lo vieran pasar por una de las ventanas. Se sentía ya cerca del final, en plena caída libre. Así es como este asturiano noble, abogado por accidente, profesor y poeta de vocación (aunque en realidad él quería haber sido cantautor de tangos sentimentales) inundaba de luz a los demás, con una fina ironía ante la tristeza de la existencia.

            La poesía de Ángel González trasluce ese fino y exquisito humor, elegante y capaz de mezclar la magia y el misterio.

            Os animo a acercaros y conocerlo, cercano y sencillo, aunque con un hondo sentir.

            Como muestra estas maravillosas Glosas a Heráclito:

1
Nadie se baña dos veces en el mismo río.
Excepto los muy pobres.
2
Los más dialécticos, los multimillonarios:
nunca se bañan dos veces en el mismo
traje de baño.
3
(Traducción al chino)
Nadie se mete dos veces en el mismo lío.
(Excepto los marxistas-leninistas)
4
(Interpretación del pesimista)
Nada es lo mismo, nada
permanece.
                            Menos
la Historia y la morcilla de mi tierra:
se hacen las dos con sangre, se repiten.





Comentarios

Entradas populares