Horacio Lengo, el pintor con un final trágico






Horacio Lengo, el pintor con un final trágico

En Málaga, Horacio Lengo es el nombre de una calle cercana al Corte Inglés, junto a calle Hilera, pero Horacio Lengo (Torremolinos, Málaga, 1838-Madrid, 1890), fue un pintor español. Estudió en Cádiz bajo la dirección de Serafín Martínez del Rincón y ya en 1872 fue nombrado secretario de la sección de Bellas Artes del Liceo de Málaga. En 1874 se trasladó a París, lo que le dio la oportunidad de asistir al taller de Léon Bonnat. En 1882 volvió a España, instalándose definitivamente en Madrid. Además del retrato y la caricatura cultivó la composición de pequeños bodegones, caprichos artísticos decorativos con títulos poéticos y literarios, como Leonora y Manrique, linspirados en los personajes de la ópera El trovador, de Antonio García Gutiérrez, estrenada en el Teatro Príncipe en 1836. 

Aquejado de una mortal enfermedad, se suicidó en su estudio madrileño.
                                                          

Comentarios

José A. García ha dicho que…
¿Decidir quitarse la vida a seguir sufriendo una enfermedad que seguramente no tenía cura en esa época es una tragedia?
Deberíamos perderle el miedo al suicidio y la hipotética idea de que si se habla de él se provoca un efecto contagio.

Saludos,

J.
siroco-encuentrosyamistad ha dicho que…
Espinoso asunto, como ya sabes, respeto a los que deciden tomar esa decisión y a ti que la defiendes. Aunque siempre es trágico el suicidio, al menos eso pienso.

Entradas populares